Tigalate

EXTENSIÓN: 8,02 Km2

DESCRIPCIÓN GENERAL: El barrio de Tigalate, localizado en la zona sur del municipio, entre Montes de Luna y Tiguerorte, posee, al igual que estos dos, una disposición de cumbre a costa. Este hecho lo hace poseedor de gran cantidad de recursos tanto naturales como culturales.
En cuanto a los valores naturales destacamos en primera instancia el Pico del Cabrito, cubierto en su totalidad por un magnífico pinar, que se alza majestuoso dominando las panorámicas paisajísticas de los dos barrios sureños, no en vano, en sus faldas se han construido la mayoría de las viviendas de los dos poblamientos. No menos espectacular resulta el accidente geográfico del Salto de Tigalate, corte vertical que se forma tras la unión de varios de los barrancos que conforman la red de drenaje de las partes altas de Montes de Luna y Tigalate y que unen sus cauces en Barranco Hondo. La desembocadura origina la conocida Boca del Barranco donde abundan los materiales transportados por la fuerza del agua. En el Salto de Tigalate se localizan dos tubos volcánicos, uno de los cuales resulta ser el de mayor longitud de los encontrados en la Isla. Por último, como recurso natural destacamos el cráter de La Caldereta, junto al que se ha ubicado el parque eólico de Manchas Blancas. En el interior del cráter se conserva un reducto de bosque termófilo con ejemplares de Sabinas y Acebuches, ello a pesar de que antaño se explotaba agrícolamente. Desde la Atalaya que forma el cráter se obtienen una de las panorámicas paisajísticas más bellas del municipio. La costa del barrio es bastante acantilada y rectilínea, originando la Bahía de Los Roques, a cuyo fin destaca la silueta de los Roques de Niares, a los que además de su belleza paisajística debemos sumarle la importancia por la presencia de aves marinas que nidifican en ellos.

Por su parte, Tigalate es un barrio rico en recursos culturales y en patrimonio rural. En primer lugar destacamos la iglesia de Santo Domingo de Guzmán construida en la década de los 70 y en la que se congregan los vecinos de Tiguerorte, Tigalate y Montes de Luna. El primer fin de semana de agosto se celebra una fiesta en honor a Santo Domingo de Guzmán que ha sido rescatada recientemente tras algunos años sin celebrarse.
Tigalate es, por excelencia, el barrio de los hornos de higos, hecho que resalta sobremanera la abundancia en épocas pasadas de higueras y tuneras en la zona y que aún hoy marcan su paisaje rural. Las cosechas tardías debían protegerse de los primeros chubascos, por lo que el horneado de higos y tunos se convirtió en una práctica imprescindible para garantizar el correcto secado de la fruta y tener así sustento para los meses invernales. Como bien es sabido, por estas latitudes higos, tunos y almendras eran los elementos principales de la dieta campesina antaño. Es por ello que aún el paisaje de estos barrios sureños está dominado por higueras, tuneras y almendros. La presencia de eras es a su vez un claro indicador de la importancia que tuvo el cultivo de cereales y que hoy ha desaparecido. La mayoría de estas eras por desgracia han sido destruidas o son casi invisibles debajo de la maleza.
La presencia de viviendas rurales de tipología canaria destaca también en el barrio, muchas de las cuales han sido rehabilitadas. Sin embargo, como conjunto arquitectónico resaltamos, por su incalculable valor etnográfico, el caserío de Barranco Hondo. Este enclave conforma uno de los lugares de gran interés en el municipio por la confluencia de varios recursos, tanto naturales como culturales. Destacamos la Cueva de Lucía, caboco de dimensiones considerables que fue habitada por aborígenes, y como muestra inequívoca de ello, permanecen los grabados existentes en la roca de grandes dimensiones que arrastró el agua cauce abajo y que se encuentra a unos 100 metros de la cueva. En este entorno, salpicando el paisaje, encontramos una veintena de viviendas, perfectamente integradas en el medio, hoy deshabitadas. Este enclave es un magnífico ejemplo de las tipologías de arquitectura rural canaria, que aquí se expresa, ya sea en forma de casas en hilera, en L, viviendas de dos plantas, pajeros aislados, tejados de dos, tres y cuatro aguas, esgrafiados, piletas y un sinfín de detalles arquitectónicos que merece la pena explorar con detenimiento. No menos importante es la forma de cultivo tradicional que aún se mantiene en muchos de los huertos anejos a las viviendas.
Tigalate contó también con un molino de Viento, el Molino de Mateo Yanes Pérez, el cual molió hasta entrados los años 60, llegando, por último, a empaquetar el gofio en bolsas plásticas. Hoy tan solo permanecen algunas piedras de moler y viejos engranajes que bajo la sombra del pino atestiguan la ubicación del viejo molino.
A lo largo de todo el barrio son varios los nichos de cruz que han sido rehabilitados y mantenidos por los vecinos y el Ayuntamiento, los cuales desde siempre han sido testigos de múltiples tertulias y lugar de descanso. Como en el resto del municipio las cruces son engalanadas en la festividad de las Cruces que se celebra el 3 de mayo. En Tigalate resaltamos el nicho del camino de la Esperilla y los del camino de El Retamal.
La agricultura en Tigalate se circunscribe únicamente a las cercanías de las viviendas y a algunos huertos en Barranco Hondo. En la zona de Los Calderos permanecen algunos viñedos al igual que en otras zonas del barrio como junto a La Caldereta o en El Basurdo de forma aislada. El total abandono de la agricultura de secano en la costa ha propiciado la proliferación de higuerillas y matorrales de sustitución propios de las cotas bajas, siendo hoy el único aprovechamiento de la costa el derivado de la zona de adiestramiento de perros de caza y la presencia de algunas granjas con ganado caprino y porcino.

VALORES NATURALES:

  • Pico del Cabrito
  • Salto de Tigalate
  • Cráter de La Caldereta
  • Roques de Niares
  • Vegetación: pinar y matorral costero

VALORES CULTURALES:

  • Restos aborígenes de Barranco Hondo
  • Caserío de Barranco Hondo
  • Patrimonio rural: hornos de higos, eras, pajeros y aljibes. Especial relevancia los hornos muy abundantes en todo el barrio
  • Iglesia de Santo Domingo de Guzmán
  • Nichos de Cruz
  • Molino Mateo Yanes