Parque Arqueológico de Belmaco

En el siglo XVIII se hallaron en Belmaco los primeros petroglifos descubiertos en las Islas Canarias. La importancia de estas inscripciones en piedra, convirtió el lugar en un punto de referencia y visita para los investigadores interesados en el pasado de La Palma y de las Isla Canarias.

El conjunto arqueológico de Belmaco lo forman diez cuevas naturales de habitación y una magnífica estación de grabados rupestres. En estas cuevas vivían los benahoritas, antiguos pobladores de Benahore (nombre con el que se designaba a La Palma). La tradición popular sostiene que esta cueva fue la residencia de los últimos reyes del cantón de Tigalate-Mazo: Juguiro y Garehagua.
En esta zona arqueológica se ha creado un interesante centro de interpretación donde podrá descubrir el mundo aborigen a partir de los grabados en la roca. Las Salas de Exposición e Interpretación cuenta con maquetas, documentos fotográficos, elementos multimedia y reproducciones arqueológicas, que complementan e ilustran el contenido del Parque Arqueológico.
Un agradable paseo por el sendero, rodeado de vegetación endémica, le conducirá a las estaciones de grabados, que podrá entender con ayuda de paneles informativos.

Horario:
10:00-18:00 (De lunes a sábado) y de 10:00-15:00 (domingos)
Dirección:
Carretera del Hoyo de Mazo a Fuencaliente
KM. 7. C.P.:38730. Lomo Oscuro. Villa de Mazo.
Tlf: 922.696.074
Tlf/Fax: 922.44.00.90